Plasencia


SITUACIÓN

Plasencia se encuentra 83 km al norte de Cáceres y a 70 km al este de la frontera con Portugal. Dentro de la comunidad autónoma de Extremadura queda situada al norte, próxima al valle del Jerte.


DESCRIPCIÓN FÍSICA Y GEOGRÁFICA

Plasencia tiene una extensión de 217,94 km². El municipio tiene 41.047 habitantes (INE 2013), de forma que es el segundo municipio más poblado de la provincia y el cuarto de la región. La ciudad es sede episcopal de su propia diócesis y capital del partido judicial nº4 de la provincia. Al ser la ciudad más poblada del norte de Extremadura, acoge diversos servicios del Estado y de la Junta tanto para la población que alberga como para la de un gran número de municipios vecinos.


BREVE RESEÑA HISTÓRICA

Fue fundada como ciudad por el rey Alfonso VIII de Castilla en 1186. Su establecimiento en el lugar se debía a razones de estrategia militar propias de la Reconquista. Hasta el siglo XIX, fue la capital del sexmo de Plasencia, comunidad que llegó a abarcar la cuarta parte del territorio la actual provincia. Pese a no haber tenido más de veinte mil habitantes hasta el censo de 1960, en la ciudad han ocurrido acontecimientos importantes como la boda de Juana la Beltraneja en la Guerra de Sucesión Castellana y la iniciativa de compra del voto en Cortes que dio lugar a la creación de la provincia de Extremadura en 1653.


APUNTES ECONÓMICOS

La economía del municipio se basa principalmente en el sector servicios, pues en la ciudad hay más de mil establecimientos comerciales. Es importante el turismo, pues su conjunto histórico está declarado bien de interés cultural y la ciudad cuenta con dos festividades declaradas de interés turístico: el Martes Mayor y la Semana Santa. La ciudad posee un pequeño campus universitario dependiente de la Universidad de Extremadura en el que se estudian cuatro titulaciones de grado, y en el siglo XX el municipio llegó a tener su propia caja de ahorros.


ASPECTOS TURÍSTICOS

Algunos datos históricos de Plasencia.

Por iniciativa del Rey Alfonso VIII, la ciudad de Plasencia se fundó en la frontera bélica entre las tropas cristianas y las musulmanas en el año 1186, aunque fue un importante núcleo defensivo sus alrededores fueron ocupados por otras culturas desde la pre-historia hasta la Edad Media.

En 1196, los almoades comandados por Abén Jucef conquistaron la ciudad, aunque un año después pasó nuevamente al poder del Rey Alfonso VIII, que ordenó concluir su muralla en 1201. La ciudad pasó a manos de Pedro de Zúñiga en el 1442 por concesión del Rey Juan II con el título de Condado, hasta que en 1488, por deseo de su concejo y de la nobleza que formaban el gobierno municipal, contrarios al Duque de Álvaro de Zúñiga, la ciudad pasaría a manos de los Reyes Católicos. En la ciudad Plasencia, residía la más ilustre nobleza extremeña, desde finales del Siglo XV, que dejaron, con el paso de los años, un importante legado histórico-artístico, hoy magníficamente conservado.

Dos años después de su fundación en 1186, Plasencia tendrá Obispado, con jurisdicción sobre Medellín y Trujillo, este obispado, que siglos después ampliaría la vieja Catedral Románica, constituyendo la Nueva Catedral a lo largo del siglo XVI. Por deseo de su Obispo Don Juan de Carvajal se crean los Estudios de Humanidades, primeros estudios generales de nivel universitario que tuvo Extremadura en 1446. Plasencia, con el paso de los años, se fue convirtiendo en un lugar habitual de transacciones agrícolas, comerciales y pecuarias, guardando entre sus tradiciones medievales, interesantes ferias y fiestas y notables mercados como el que se celebra a principios del mes de Agosto con el nombre de Martes Mayor, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.

Es referencia económica y socio-cultural para esta zona septentrional de la Región de Extremadura, fruto sin duda del espíritu emprendedor de su población, Plasencia fue proveyéndose de excelentes servicios, que hicieron de ella el más importante núcleo urbano del norte de Extremadura.


Ver más aspectos turísticos